El mejor restaurante de Cartagena huele (y sabe) a estrella Michelin

Un grande de la cocina murciana y una verdadera experiencia. Mucho habíamos oído hablar de Magoga, el restaurante de María Gómez y Adrián de Marcos, y todo fue poco. Esta pareja ha hecho evolucionar una sencilla casa de comidas hasta convertirla en una sólida referencia en la región, de la que sus fogones son fidelísimos representantes.

Desde las cocinas familiares, en el pueblo de Fuente Álamo, a Arzak o elBulli. La formación de María la hizo conectar con Adrián en la escuela de Arguiñano. Su bagaje común y el amor que les une a ellos y a su tierra, en lo profesional y en lo personal, se hace notar ahora sobre las mesas de su negocio propio, en carta y un menú degustación difícil de olvidar.

Se articulan en torno a la historia antigua y presente de la ciudad y la encaminan hacia el futuro. Hablan de civilizaciones, de tradiciones, de la geografía que define la culinaria de la zona. Lo hacen con talento, genio y creatividad. Sin excesos, sin salirse del recetario de siempre, pero siempre con un toque personal que define el estilo de la pareja y que lo hace irrepetible.

Seguir leyendo en ESQUIRE | HOY CENAMOS EN …
RESERVARRESERVAR